Efecto termosifón

Es uno de los efectos en los que se basa la energía solar. Se emplea en los equipos de Energía Solar Térmica.

 

Según el principio del Efecto Termosifón, el agua al calentarse sufre un desplazamiento vertical y hacia arriba basado en la disminución de su densidad con el aumento de la temperatura. Esto provoca, que el agua contenida en un depósito se encuentre estratificada, ocupando las posiciones más altas, las de mayor energía o temperatura.

 

La idea fundamental consiste en tomar el agua contenida en la parte inferior del depósito (la más fría), hacerla circular a través de los colectores para elevar su temperatura y devolverla de nuevo a la parte superior del depósito (la más caliente), de esta forma vamos transformando el agua fría en agua caliente, que es nuestro objetivo. El mismo depósito nos sirve de acumulador para disponer de agua caliente en los períodos de baja o nula radiación.